Ensalada de col

Receta de ensalada de col

Ensalada de col y zanahoria

Ensalada de col y zanahoria

La ensalada de col y zanahoria, también conocida como coleslaw, es una de esas recetas que le gustan a todo el mundo, y que van bien con todo tipo de carnes y pescados.

Esta receta clásica es rápida y fácil de hacer, resultando en una ensalada muy cremosa y sabrosa que le pega a cualquier carne en barbacoas, hamburguesas, como relleno de kebabs, o simplemente acompañando al pollo.

Puede prepararse con varias horas de antelación. Aunque para ello hay que hacer varias preparaciones antes para que se conserve su textura crujiente. Pero tranquilo, voy a darte todos los trucos y consejos para que te salga perfecta.

Hay muchos ingredientes que puedes añadir a tu ensalada de col y zanahoria, pero para mantener la tradición, vamos a simplificar las cosas y utilizar únicamente estos dos vegetales y un aliño cremoso.

Puedes reducir el aporte calórico del plato haciendo un aliño más ligero sustituyendo la mayonesa normal por una light, un yogur natural cero % materia grasa, o queso fresco bajo en grasa. El sabor no será el mismo, pero será más saludable.

También se puede hacer una versión picante agregando chile rojo picado; o darle un toque indio sustituyendo la mostaza por curry y añadiendo orejones, manzana y un puñado de pasas. Realmente, puedes añadir cualquier ingrediente que te apetezca.

Ingredientes para 4 personas

  • 4 cucharadas mayonesa
  • 2 cucharadas de zumo jugo de limón
  • 1 cucharadita de mostaza de Dijon
  • Sal y pimienta negra
  • ½ col, cortada finamente en juliana
  • 4 zanahorias grandes, peladas y ralladas

Método de preparación:

En un bol grande, mezcla la mayonesa con el zumo de limón y la mostaza hasta que esté bien combinado y homogéneo. Sazónalo con sal y pimienta negra y vuelve a mezclarlo.

Retira las hojas exteriores de la col y pártela por la mitad. Vamos a utilizar sólo una mitad de una col grande para hacer 4 raciones. Si quieres hacer más cantidad para más personas, sólo tienes que multiplicar las cantidades.

La clave es partir la col en juliana, con un cuchillo afilado ve haciendo cortes transversales lo más finos posibles hasta terminar de cortarlo.

Pela la zanahoria y luego rállala con un rallador, o bien picada lo más fina posible, o tritúrala con un procesador de alimentos.

Una vez que tengas lista la verdura, mézclala con la salsa hasta cubrirlo completamente. Prueba la ensalada para ver si es necesario añadir más sal, pimienta, mayonesa o cualquier ingrediente.

Mételo a la nevera de 2 a 3 horas antes de servirlo para que esté bien fresquito.

Puedes conservarlo en el frigorífico en buen estado durante un par de días.

Truco para que la ensalada siempre esté crujiente:

Si quieres conservar toda la textura crujiente de la col y la zanahoria una vez cortado, déjalo cubierto con 2 cucharadas de azúcar y una de sal para que absorba toda el agua de la col. Después de 10 minutos, puedes aclarar el azúcar y la sal y escurrirlo muy bien. Lo mejor es utilizar una centrifugadora de lechuga para eliminar toda el agua.

Si vas a hacerlo con un día de antelación, pica las verduras y mezcla los ingredientes de la salsa, pero no lo combines hasta el último momento.